acfi foto

Política Social.- La Fundación “la Caixa” y CaixaBank colaboran con la asociación Mi Hijo y Yo en el programa Cocina Inspira (2 fotos).









CaixaBank, a través de una aportación económica de la Fundación “la Caixa”, ha mostrado su apoyo al proyecto Cocina Inspira de la asociación Mi Hijo y Yo, una iniciativa dirigida a familias con autismo y otros colectivos que contempla la impartición de prácticas de cocina y gastronomía en familia frente a la Covid-19, con la colaboración del chef Andrés Rodríguez.     

El objetivo de este programa es visibilizar y sensibilizar sobre el autismo y sus dificultades en la alimentación. La temática de los talleres abarca cocina canaria y tradición, manipulación de alimentos y alérgenos, y autismo y alimentación en la familia, entre otros, que se complementan con un programa de actividades paralelas con visitas a distintas instalaciones agroalimentarias. Asimismo, toda la formación está adaptada y cuenta con certificación a efectos de capacitación profesional para el empleo inclusivo.  

Abril es el mes de concienciación sobre el trastorno de espectro autista, que afecta directamente a la conducta y sociabilización de quienes lo padecen dificultando sus relaciones personales. Cada año, CaixaBank destina en Canarias a través de la Acción Social con la Fundación “la Caixa” más de 40.000 euros a entidades dedicadas a la atención de personas con este trastorno para contribuir con el trabajo diario que desarrollan. Además de Mi Hijo y Yo, asociaciones como Apanate, Autismo Sur, Aldis, Visión Azul, Club Deportivo Tambara, AFTEC y Apaelp han sido beneficiarias de esta línea de colaboración.    

La Acción Social, uno de los pilares del Plan de RSC de CaixaBank  

Gracias a su capilaridad territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede realizar esta labor de detección de proyectos de entidades sociales locales y canalizar así parte del presupuesto de la Fundación. En 2020, el 100% de las oficinas del banco en las islas apoyaron algún proyecto social e hicieron posible que miles de pequeñas y medianas entidades sociales solidarias pudieran acceder a ayudas económicas para sacar adelante sus programas. 

Cabe destacar que la mayoría de las aportaciones ha ido destinada a paliar los efectos socioeconómicos provocados por la Covid-19. De forma más concreta, la inversión se ha dirigido a acciones destinadas a colectivos en exclusión social y pobreza, programas destinados a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, colectivos con necesidades especiales o enfermos, acciones vinculadas con la gente mayor, así como proyectos de inserción laboral. 

Entre las iniciativas apoyadas, se encuentran acciones de distribución de alimentos a colectivos vulnerables, de la mano de comedores sociales, entrega de material escolar y tecnológico para la infancia en riesgo de exclusión, así como la dotación de tablets a residencias para la gente mayor.  


ACFI PRESS/Cedidas

AHORA TODA LA ACTUALIDAD CANARIAen tiempo real, en tu móvil y redes sociales

accede directamente a www.acfipress.com