acfi foto

Las Palmas GC.- Vidina Espino y José Guerra denuncian la inseguridad que se vive en el barrio de Arenales (13 fotos).

































CONTENIDOS RELACIONADOS



La diputada del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha reclamado hoy una intervención social, urbanística y policial que permita cambiar la dura realidad a la que se enfrentan cada día los vecinos del barrio Arenales en Las Palmas de Gran Canaria que, durante muchos años y cada vez más, tienen que soportar en sus calles tráfico de drogas, prostitución, peleas y amenazas.        

Espino, acompañada por el concejal en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Guerra, ha trasladado a la Unidad de Participación Ciudadana de la Policía Nacional la denuncia de los vecinos ya que esta situación de inseguridad continuada en calles como Molinos de Viento y Lugo se está extendiendo ahora a otras calles de la ciudad: Carvajal, León y Castillo, Tomás Morales y Luis Doreste Silva. “Es un problema que va creciendo cada vez más y se está convirtiendo en un problema de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria que hay que atajar”.       

La diputada ha explicado que la situación es cada vez peor y los vecinos aseguran que nunca antes habían vivido este nivel de agresividad, de conflictos, peleas y amenazas. Por ello, ante esta situación, ha señalado que “lo primero y más importante es que los vecinos se sientan seguros con una mayor presencia policial, tanto de la Policía Nacional como de la Local”. Junto a ello, ha propuesto una intervención específica de atención social con la que se ayude a las mujeres que ejercen la prostitución en las calles del barrio. “Hay que ofrecerles atención social pero también formación para que tengan opciones y oportunidades de empleo”.        

Otro nivel de intervención sería, según ha expuesto la diputada, “acometer una reforma urbanística en esta zona con la que los vecinos logren realmente recuperar su barrio, convertido actualmente en un gueto”. Para ello, ha propuesto la construcción de parques o la colocación de alumbrado, entre otras acciones. En definitiva, “transformar el barrio para acabar con esta situación de inseguridad”.        

Vidina Espino ha asegurado que, tanto ella como diputada del Parlamento de Canarias, como José Guerra como concejal en el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, trabajarán con propuestas e iniciativas para que no se quede en promesas sino en respuestas reales a los vecinos, que son quienes están sufriendo esta lamentable y complicada situación que afecta a sus vidas.        

Espino ha anunciado que presentará una enmienda a los próximos presupuestos de la Comunidad Autónoma para que haya recursos que permitan hacer una intervención urbanística en el barrio con la construcción de parques, jardines, y de zonas para las familias.  “Que el barrio vuelva a ser de los vecinos y no de las personas que están delinquiendo, provocando conflictos, y problemas de convivencia ciudadana”.      

Muchos años sin actuar    

El concejal José Guerra ha lamentado que desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria “hace ya muchos años que no se hace nada por mejorar esta situación” que ha terminado por destruir la convivencia y seguridad vecinal. “Los vecinos no pueden dormir ni vivir con tranquilidad en su propio barrio”, ha explicado.      

El pasado mes de junio, Guerra solicitó en el pleno municipal una actuación urbanística para dotar de servicios públicos e infraestructuras al barrio. Lo seguirá haciendo en próximos plenos, solicitando que la intervención también sea social y policial. “La ciudadanía tiene que concebir que el problema es de toda la ciudad”, ha recordado el concejal. 


ACFI PRESS/Alejandro Barrosa

AHORA TODA LA ACTUALIDAD CANARIAen tiempo real, en tu móvil y redes sociales

accede directamente a www.acfipress.com